La máscara del actor

Por Javi Alfonso.

Desde los orígenes del teatro, utilizamos máscaras para representar personajes. En el teatro tradicional japonés se sirven del maquillaje para adoptar una u otra personalidad. Pero, ¿Qué ocurre si utilizamos una máscara en un ejercicio actoral sobre la expresión?

curso de teatro valencia

En una clase del curso de teatro de Mos Teatre en València decidimos hacer el experimento. Ante un pequeño y breve desconcierto, les entregamos a los jóvenes actores una máscara, una más precaria, pero similar a las utilizadas por el maestro francés Lecoq en sus sabias enseñanzas. Les pedimos que hiciesen una improvisación con un compañero que actuaba sin máscara y pudiendo expresarse tanto física como verbalmente. El actor o actriz que llevase la máscara únicamente podría hacerlo con su cuerpo, ni con el rostro ni con su voz.

En un principio, surgió el conflicto de mostrar únicamente una interpretación (entiéndase como traducción) simultánea en una preocupación del desenmascarado por entender primero él y luego el público lo que estaba tratando de expresar su compañero.

Pero después surgió la clave: la comunicación. Los actores se olvidaron de la máscara y empezaron a expresar y a transmitir; entre ellos y a los que éramos testigos del experimento.

curso de teatro valenciaAcabábamos la sesión haciendo un breve ejercicio sobre las emociones básicas, pero con la máscara. ¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo cuando intenta transmitir miedo, alegría, tristeza o ira pero no puedo hacerlo mediante la expresión facial? El cuerpo se pone en marcha y empieza a lanzar señales con las manos y la actitud general para que entendamos lo que le ocurre. El resultado fue, cuanto menos, asombroso.

curso de teatro valenciaEsto nos hace reflexionar. Quizá cuando tenemos una imposición o un corsé, ya sea un personaje determinado o una composición física o incluso una máscara, el trabajo del actor o la actriz consiste en encontrar la libertad. Libertad para volar, crear y actuar adaptándose a esa nueva condición, que nos puede proporcionar unos matices que no esperábamos.

Surgieron situaciones y emociones maravillosas. Gracias a todos vosotros los alumnos por prestaros a una nueva locura de Mos Teatre y por asistir a este experimento tan interesante y enriquecedor.

Anuncios